Saltar al contenido
Minientrada

Torrente 5 en Argentina

Para nuestros lectores argentinos fans de Torrente 5 les remitimos a nuestro podcast hermano “Los Reyes Catódicos”. En él el propio Santiago Segura hablaba del éxito de Jose Luis Torrente en Argentina.

http://wp.me/p4eU5y-1E

Y también en Youtube:

CRÍTICA DE TORRENTE 5: OPERACIÓN EUROVEGAS. VUELVE LA CASPA

En esta ocasión se estrena en esta nuestra colmena  Adolfo Saro (@adolfocritic)  con una crítica de lujo sobre el blockbuster español por excelencia. ¡Visto el resultado espermos que sea la primera de muchas!

Torrente_5_1

 

Que fácil es titular así una crítica sobre una nueva entrega de la saga del policía zafio creado por Santiago Segura ¿Verdad?

Que fácil es relacionar adjetivos descalificativos con la figura del personaje de ficción más taquillero de la historia del cine español y que fácil es, para algunos, dar por sentado, con opiniones provenientes de juicios injustos y parciales, que el halo de podredumbre y vulgaridad que rodea al infame José Luis Torrente impregna los films que protagoniza. La caspa vuelve, sí. Vuelve Torrente, vuelve su machismo, su miseria y vuelven las pajillas. Vuelve el personaje y sus situaciones casposas. Pero la idiosincrasia vulgar y patética del protagonista, esos defectos enormes que lo definen como persona (o como personaje) desde su primera película en 1997, no intoxican ni corrompen la saga creada por Santiago Segura. Y trataré de explicarme mejor:

Torrente es la encarnación de lo cutre, el sumun de lo casposo. Las películas que lo tienen como protagonista, no lo son. En absoluto.

Desde la segunda parte de Torrente (dado que en la primera si se evidenciaba en lo técnico cierta falta de medios, aunque Segura aprovechó esa tesitura para dar al film cierto toque “underground” que enriqueció la cinta) los films del ruín ex policía han sido un exponente claro de cómo debe rodarse una gran superproducción (entendamos superproducción en los términos presupuestarios en los que se suelen mover las producciones nacionales). ¿Se pueden calificar como “casposas” las perfectamente realizadas escenas de acción que pueblan la saga? ¿Podemos decir que una película rodada con la estereoscopía más avanzada es “cutre”? ¿Nos aventuraríamos a decir que una saga fílmica es “vulgar” cuando ha hecho disfrutar a más de 14 millones y medio de espectadores tan solo en España?

torrente 5-2

Torrente, el personaje, ese patético anti-héroe, es caspa. Pero sus películas nunca lo han sido. Las secuelas de su film de presentación han buscado siempre, guiadas por la batuta de ese hombre-orquesta que es Santiago Segura, ir un paso (o dos) más allá de lo que pudo lograr la anterior parte de la saga. Segura es inteligente y sabe que su público (pese a lo que determinados críticos puedan decir) también lo es. Segura es plenamente consciente de que su fórmula milagrosa del éxito necesita renovarse y que la gente que acude a ver Torrente exige disfrutar con el mismo tipo de humor gamberro que define al personaje pero también con sorpresas y novedades que hagan que el espectador vuelva a salir satisfecho de la sala pese a reencontrarse por quinta vez con el sempiterno momento de las “pajillas” (dicho sea de paso, la nueva entrega tiene la mejor escena “pajillas” de toda la saga).

‘Torrente 5: Operación Eurovegas’ sorprende. Y sorprende porque es patente el esfuerzo de su director no solo en ofrecer una nueva dosis de bien cuadrados chistes sobre nuestra triste realidad social (o puramente escatológicos), más humor físico y cameos sorprendentes (mucho menores en número pero, en opinión de quien esto escribe, más aprovechados y dosificados), también es clara la intención de Segura por dejar claro al espectador, desde el mismo inicio de la cinta, que lo que va a ver se asemeja lo justo a las películas anteriores. Que el fan esté tranquilo, que lo que busque el seguidor del personaje al entrar en la sala del cine lo va a encontrar, pero que se prepare para ver a Torrente moverse en un entorno y con una motivación que hacen que el largometraje se desmarque, en ciertos puntos, de las anteriores entregas.

torrente-5-3

Torrente crece como personaje en esta parte, es más capaz… sigue siendo un inútil aberrante al que jamás confiarías absolutamente nada, pero resulta más creíble en sus escenas de acción. Los momentos en los que se dirige a su habitual banda de compinches (o lacayos descerebrados) te llegan a convencer de que el tipo sabe de lo que habla, que tiene la situación controlada, que puede llegar a ser un verdadero líder y no solo un sinvergüenza aprovechado de la ingenuidad o necesidad de aquellos que se adentran en su mundo. Esos nuevos pequeños matices en el protagonista, muy sutiles en algunos momentos, encajan perfectamente en la trama de la película y logran que ésta funcione con la misma perfección tanto como film de acción como comedia gamberra.

El argumento, a mi entender el más elaborado de la saga, logra fusionar los aciertos de los films de atracos (como ‘Ocean’s Eleven’ o ‘Heat’, con sus momentos de planificación-ejecución-huida expuestos desde un prisma satírico y paródico) con todo el humor que se puede esperar de una entrega de Torrente. La receta para lograr tan acertada mezcla parece a priori sencilla: se crea un argumento “serio” y en él introduces a Torrente y todo su universo. Aún teniendo clara la teoría, en la ejecución es sin duda un objetivo difícil de lograr y que en ‘Torrente 5’ se consigue gracias a la excelente labor de los actores (de los que lo son, aunque hasta Jesulín encaja en la ecuación) y del director que los ha guiado. De ellos es el mérito de lograr que en una escena estemos llorando de la risa ante un esperpéntico momento y en la siguiente sintamos cierta tensión contemplando una situación que puede impedir que los protagonistas consigan su objetivo.

30

¿Es ‘Torrente 5: Operación Eurovegas’ la mejor película de la saga? Para alguien como yo, que ha disfrutado con cada entrega, es difícil de decir. Técnicamente vuelve a sorprender (el clímax final, con una ESPECTACULAR escena de acción, dejará más de una boca abierta en la platea), y Segura, en su faceta de director y guionista, vuelve a hacer gala de su don para crear repartos de personajes imposibles que funcionan pese a mezclar rostros con poca o ninguna experiencia actoral con nombres experimentados y de contrastado talento (no solo Alec Baldwin, que está en su salsa, también te crees al resto del reparto en sus variados roles; un ejemplo perfecto es Julián López que demuestra su solvencia en un papel cómico que podríamos tildar de difícil, por el recuerdo colectivo del ‘Cuco’ de Gabino Diego). Si a todo eso le añadimos una banda sonora de lujo (a cargo de nuevo de nuestro ya internacional Roque Baños), un trabajo argumental sólido y una forma de crear humor que, después de cinco entregas, se renueva para seguir siendo efectiva y gratificante, podemos hablar de una buena película. Sin excusas y sin añadidos. No hace falta apostillar con un “para ver con los amigos”, “mientras te tomas unas cervezas” o un “para pasar el rato”.

‘Torrente 5’ es una buena película. Y el que no quiera verlo, que se desprenda de prejuicios.

Adolfo Saro.

La Entrega: cine negro, final “made in Hollywood”

la entrega

Es La Entrega una película que tienes la sensación de haber visto ya. Eso no quiere decir que no sea interesante lo que se ve, pero no aporta nada nuevo, nada original. La primera media hora transcurre con la recreación de una atmosfera deprimente, cargada de desesperación y la presentación de unos personajes que parecen estar avocados a una vida de supervivencia, de extorsión, de chantaje y de absoluta soledad, donde la violencia es el lenguaje de todos. Y si bien resulta interesante, es algo ya muy visto en otras plazas, a saber, recordemos películas como Una historia de violencia, Drive, o capítulos de series como The Wire, donde ya veíamos ese coktail de mafia (en sus distintas nacionalidades, italiana, siciliana, rusa o chechena en este caso), violencia, honor, soledad y redención.

the drop

Es la otra América, la América de las novelas negras de Lehane o Collins, donde las ciudades no son un lugar de refugio, de intima y placentera relación como la Nueva York de la filmografía de Woody Allen, sino por el contrario lugares inhóspitos, violentos, claustrofóbicos donde parece imposible escapar, donde solo cuentas contigo mismo. Esta otra América ya la hemos vivido muchas veces en la Baltimore de The Wire, en el Boston de The Town, Los Angeles de Ray Donovan o incluso la Seattle de The Killing (por referenciar la época actual y no remitirnos al cine negro americano de los 40 con Chicago y Nueva York a la cabeza).

Es este contexto cosmopolita, este sistema que deja solo al individuo, este self service del capitalismo, el que genera el caldo de cultivo de esos héroes anónimos, solos, despiadados que se dicen a si mismos no ser violentos pero utilizan la violencia, no pertenecer a ese mundo pero vivir en él y que buscan una salida donde no la hay. Sistemas que atrapan, te devoran y te engullen. Nadie está detrás. Estás solo. Aquí no cabe el dream americano, no cabe ese final.

TRUE BLOOD: CIERRE Y DESPEDIDA

eric-at-fangtasia

Sí señor, los vecinos de Bon Temps se van, tras siete temporadas, los que hemos sido fans de esta serie, incluso en los momentos en los que era más difícil serlo, vamos a echarlos a todos mucho de menos. En este cierre, antiguos y nuevos personajes se juntan en una especie de coral de despedida. Y me detendré concretamente no en los personajes principales, que mucho se ha hablado ya de ellos, sino de sus grandes secundarios. Porque sin duda en algunas ocasiones han sido, de lejos, los que han sostenido algunas temporadas. La primera Pamela Swynford de Beaufort, que si bien era un personaje secundario en las primeras temporadas, Pam ha conseguido hacerse un hueco, con unas interpretaciones descaradas, descarnadas y divertidas, siendo un atractivo reclamo en las ultimas dos temporadas. “We traveled the world together. Killing, fuckin’, and laughing” le decía a Eric.  Ella mejor que nadie le sustituyó al frente de Fangtasia  mientras su creador andaba en otros menesteres. Representa mejor que nadie a la vampiresa por excelencia. Otro de los grandes descubrimientos fue el personaje de Sarah Newlin, novia de un telepredicador ultra religioso, amante de un gobernador que quiere liquidar a los vampiros en un campo de concentración, y luego de un gurú del yoga, representa a la perfección la pija repelente, caprichosa y egoísta, reencarnación de la doble moral de determinada clase alta norteamericana. Y por último, el gran actor Nelsan Ellis, interpretando a Lafayette Reynolds, gay extravagante, excéntrico, médium, amante de las drogas, dealer de V y cocinero que apenas estaba en las primeras temporadas y que ha ido deslumbrando y desarrollando toda la personalidad de Lafayette ( indescriptible su estilismo) dando enormes momentos en la serie, especialmente emotivos en las temporadas dedicadas a su relación con Jesús Velásquez. De alguna manera me recuerda a otro gran secundario, el gran Omar de la serie The Wire, papel que consagró a Michael K. Williams, al que después hemos visto en la gran Boardwalk Empire.

lafayatte

En fin, echaremos de menos el sillón de Eric, el Fangtasia, el Merlotte, las hadas, el V, a los cambiantes, a los hombres lobo y a los vampiros. Sobre todo a los vampiros.

Minientrada

Una de piratas!

Imagen

Cuando uno se enfrenta a una serie de piratas, busca en cierto modo regresar a la infancia, porque seamos sinceros, todos hemos querido ser alguna vez piratas y envidiábamos al vecino que tenía aquel pedazo barco de Play Mobil. Pues bien, Black Sail es precisamente eso. Una historia de piratas. Pero piratas en el sentido más divertido y entrañable. Teniéndolo difícil, con la referencia obligada a Piratas del Caribe, sabe crear su propio sello y estilo. La trama se desarrolla en una isla del Caribe, refugio de piratas, donde se rigen por sus propias reglas, a la sazón bastante anarquistas por aquello de la autogestión. Las intrigas, las peleas y las puñaladas traseras de unos tipos sin escrúpulos coexisten con decisiones democráticas y asamblearias en sus barcos, aspecto que sorprende, pues destruye esa idea existente en el imaginario colectivo acerca de unos hombres sin organización, sin rumbo y sin propósitos. Aquí como en la Grecia Clásica, las decisiones se toman en asamblea en la cubierta del barco y se persiguen objetivos comunes y aquí como en aquella Grecia también se dan en la trastienda las intrigas políticas y los negocios sucios.

Imagen

En otro orden de cosas cabe reseñar el papel de las mujeres piratas que aquí se muestran muy emprendedoras ( muy de moda en estos tiempos actuales), decididas, se defienden solas y con una libertad sexual que ya hubieran querido sus coetáneas en tierras europeas en aquella época. En fin, un serie entretenida con una buena puesta en escena, una producción espectacular que si bien te atrapa en sus historias de tesoros y barcos  adolece de una mayor referencia a los abusos de las coronas británicas y españolas en las colonias de ultramar así como al fenómeno de la esclavitud y de la población indígena, apenas referenciado en la serie, pero a pesar de ello Black Sail es eso: un juego de piratas!.

 

BelieveMe, una decepción

Image

La llegada de Believe me apetecía, pues venía precedida de unos buenos padrinos, a saber, Cuarón con su reciente Óscar y JJ Abrams. Nada más empezar, de una manera inmediata, me retrotrajo a mi niñez y me veía a mí misma viendo Autopista hacia el cielo. La sensación de ver algo ya hecho hace 25 años me torció el morro. Está basada en una niña con la capacidad de alterar su entorno con la mente; hasta ahí parecía un argumento más que interesante, pero este interés se acaba cuando la niña usa esos poderes en cada capitulo para hacer “el bien” a alguna familia o persona necesitada: ahí tenemos a nuestro Michael Landon (salvando las distancias, correcto). Esta idea del bien y del mal representada por unos malos malísimos (omnímodos perseguidores) y por unos buenos buenísimos (humildes fugitivos), así como por esa idea de que el poder en manos de los malos es muy peligroso, está tan trillada en todo el universo de comics y películas de superhéroes que hace que no veamos nada nuevo. Además, es en este espacio pueril y dual del bien y del mal en el que (y no podía ser de otra manera) la persona que protege a la niña, es decir, la encarnación del bien, es un convicto salvado de la silla eléctrica que resulta ser su padre biológico que por supuesto ha sido injustamente encarcelado. En algún momento tuve la extraña sensación de que Jorge Javier Vázquez tenía una cosa que decir.

Image

Está en el aire si renovará por una segunda temporada, lo único cierto es que la serie debería, a mi juicio, abandonar lo lacrimógeno para decidir si los poderes de la niña son una ocasión para generar buenos argumentos o, por el contrario, si insiste en capítulos a lo Michael Landon de buena samaritana con papá.

Noelia

10 RAZONES PARA VER BANSHEE

Imagen

Banshee, una ciudad pequeña, una Soria en USA, puede esconder muchas cosas. Es un pequeño Gran Hermano que te seduce desde el comienzo. Aquí os dejo 10 razones para ver la serie:

1.Por la trama: sencilla, bien construida y que te atrapa desde el primer momento

2.Por las peleas (de todo tipo) todas ellas muy catárticas. En Banshee las cosas se resuelven a la antigua usanza. Sin contemplaciones. 

3.¡Por las peleas de ELLAS todavía más catárticas aún!.

4.Por el drama carcelario muy bien traído como trama secundaría.

5.Por el sexo sin tapujos que tiene la serie, con unos personajes con una gran carga erótica y sexual.

6.Por iconoclasta: ver a los Amish romper sus reglas y los conflictos que eso crea en sus personajes.

7.Por la trama de “fugitivo” que siempre le engancha a uno.

8.Porque nadie es lo que parece y se pueden llevar dobles vidas….¿O no?

9.Por ver juntos a los Indios, a los Yankees y a los Amish y ver las peculiares relaciones que entablan entre ellos y el reparto del pastel del poder.

10.Porqué es de los productores de True Blood.

Imagen

Así que….Me lo pido!! ; -)

 

 

lamentecolmena

La resistencia es futil

Nadie muere en domingo

La resistencia es futil

Un Tebeo Con Otro Nombre

La resistencia es futil

Abc.es veo tele

La resistencia es futil

http://lasseriesdemon.com/

La resistencia es futil