Skip to content

The Honourable Woman

by en 3 noviembre, 2014

woman 3

La inestable situación en Oriente Medio es el actual escenario de los conflictos internacionales quedando reflejados en la filmografía actual y series de televisión, sustituyendo  al antaño binomio capitalismo-comunismo de los años de la guerra fría. La idea de la coexistencia de dos Estados en Oriente Medio es una idea utópica pero sin embargo cada vez más factible. Israel se queda por momentos más solo internacional e internamente. En sus entrañas muchas más voces claman por una resolución del conflicto y por reducir la senda de las colonizaciones, los muros y los disparos.

woman

Esta premisa y su mezcla con los  negocios que toda guerra o conflicto conlleva es  el punto de partida de The Honourable Woman, donde Nessa Stein una empresaria londinense y de origen israelí trata de conciliar las posturas israelitas y palestinas a través de sus negocios. La serie, con sello de la BBC, presenta una puesta en escena exquisita y muy cuidada creando un entramado oscuro de relaciones diplomáticas, internacionales y empresariales donde nadie puede confiar en nadie. Con un regusto a series ya vistas, en algunos momentos recuerda a Homeland, en su primera temporada (la escenas rodadas en territorios árabes o los créditos de comienzo), a las obras maestras de suspense de Hitchock y a películas con ambientación en el conflicto bélico como la magnífica Incendies (de hecho, su protagonista Lubna Azabal  hace de turbadora niñera de los Stein en la serie). Dicho esto, la serie, lejos de ser un refrito, adquiere una identidad propia, con un estilo original para dar lugar a una trama que te atrapa desde el primer momento, donde se combinan intrigas empresariales, acción, suspense, relaciones internacionales y unos diálogos rápidos pero implícitos que fuerzan al espectador a entrar en el juego de la suposición. Para conseguir todo esto, la serie se nutre de un elenco de actores británicos ya conocidos por muchos, entre otros a Katherine Parkinson, que interpretaba a Jen de IT crowd (que supera con nota su rol dramático igualándolo a su excelente bis cómica), a Eve Bests, la doctora Eleanor Ohara de Nurse Jackie, así como a la citada Lubna Azabal. En definitiva es un ejemplo de lo que ya Amos Oz decía en 2001 “no hay que estar a favor de Israel o Palestina, hay que estar a favor de la paz”.

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

lamentecolmena

La resistencia es futil

Nadie muere en domingo

La resistencia es futil

Un Tebeo Con Otro Nombre

La resistencia es futil

Abc.es veo tele

La resistencia es futil

El Blog de Mon

La resistencia es futil

A %d blogueros les gusta esto: